La República                                    Perú, martes 13 de abril de 2004

 

"El cóndor pasa" patrimonio
cultural de la nación

Por PEDRO ESCRIBANO.-

Le alcanzó la justicia. El Instituto Nacional de Cultura reconoció como Patrimonio


Vuelo de cóndor. Daniel Alomía Robles, investigador de la música popular andina.

Cultural de la Nación a la melodía de motivo andino "El cóndor pasa", del compositor huanuqueño Daniel Alomía Robles. El reconocimiento del INC -a través de la resolución 219/INC, normas legales de ayer que publica el diario El Peruano- es "por contener conceptos originales de música y estar dedicada a fortalecer nuestra identidad cultural". Además, añade que esta obra ha "escudriñado la tradición incaica y los aires musicales del Viejo Mundo", y que además ha permitido "contribuir al desarrollo de temas clásicos del folclore nacional".
Asimismo, el INC ha reconocido como de interés cultural toda la obra musical de Daniel Alomía Robles.

HISTORIA DE VIDA
La melodía de "El cóndor pasa" la gente la sabe seguro hasta de memoria, pero no muchos conocerán la historia de su autor: Daniel Alomía Robles, quien nació en Huánuco, el 3 de enero de 1871.
Viajó a Lima en 1882, para estudiar secundaria en el colegio Nuestra Señora de Guadalupe. Allí conoció a los maestros Manuel De la Cruz Panizo y Claudio Rebagliatti, quienes le estimularon en su vocación musical.
Pero a la hora de seguir sus estudios profesionales, Alomía Robles optó por estudiar Medicina en la Universidad de San Marcos. Pero no duró. Abandonó los estudios para dedicarse a la música.
El joven músico sintió el llamado del Perú profundo. Y así como lo hizo Arguedas, quien recorrió gran parte del país recopilando cuentos y mitos y leyendas populares, Daniel Alomía hizo lo mismo recogiendo versiones musicales de los pueblos remotos del país.
Esa tarea le llevó a los Andes y a la selva. También recorrió la sierra de Bolivia y de Ecuador. Cosecha de esos años de investigación, Alomía Robles extrajo una conclusión, la estructura musical de las melodías de origen andino era pentafónica. Este descubrimiento lo hizo conocer en 1910.
En 1911 Alomía Robles viajó a
Argentina para presentar la ópera Illa Cori, que contaba cómo Huayna Cápac había conquistado Quito.
Pero su peregrinaje también incluyó Panamá y Cuba. Asimismo, Estados Unidos, país en donde residió durante catorce años. Volvió a Lima en 1933.
Además de "El cóndor pasa", ha escrito más de doscientas composiciones, entre ellas "El indio", "Resurgimiento de los Andes", "Amanecer andino", "Danza huanca" y "Alcedo y su ballet".
Alomía Robles murió en Lima, el 18 de junio de 1942. Mucho de su obra quedó inédita. Solo a principio de los años 90, Armando Robles Godoy publicó una selección de sus composiciones con el título "Himno al Sol".

MÚSICA NUESTRA
En 1913, Alomía Robles compuso "El cóndor pasa" para una zarzuela que se estrenó en el Teatro Mazzi, ubicado en la plaza Italia, en Lima.
Dada la acogida de la pieza musical, fue tomada por grupos e intérpretes de música popular andina. Así, un grupo denominado "Los Inkas" lo ejecutó en un teatro de París por los años sesenta. Paul Simon, el músico popular norteamericano, se interesó por la melodía y propuso comprarla. "Los Inkas" adujeron, tal vez por ignorancia, de que se trataba de una composición musical popular del siglo XVIII anónima. Simon la tomó y grabó el disco "Puentes sobre aguas turbulentas" en donde se incluía "El cóndor pasa" con la letra que él compuso.

PRUEBAS AL CANTO
Pero en 1970, previas demandas y juicios, el cineasta Armando Robles Godoy, con pruebas al canto, demostró que la autoría de "El cóndor pasa" correspondía a su padre, quien en los años treinta ya la había patentado en Estados Unidos como melodía suya.


Es un acto de justicia

Armando Robles Godoy, sin ánimo de ser ingrato, sostiene que le hubiera gustado se considere como patrimonio cultural a toda la obra de su padre y no sólo a "El cóndor pasa".
"Creo -dijo- que es un acto de justicia reconocer
como patrimonio cultural a ‘El cóndor pasa’, pero, dada la gran valía del trabajo de mi padre, ese reconocimiento debió extenderse a su obra en conjunto. Con todo, es una decisión muy justa".

Luis Guillermo Lumbreras, director del INC, sostiene que las razones para declarar sólo a "El cóndor pasa" como patrimonio cultural de la Nación -y no a toda la obra de Alomía Robles- radica en preservar la intangibilidad de esta pieza musical. "Desde ahora, no se aceptará ninguna modificación a la versión original. Sólo se aceptará la letra que Daniel Alomía Robles asumió", dijo.
Arguyó que esta melodía es un ícono, una suerte de himno peruano y que, en general, la obra de Alomía Robles merece todo reconocimiento.


El cóndor pasa

Oh, majestuoso cóndor de los Andes,
llévame a mi hogar, en los Andes, oh cóndor.
Quiero volver a mi tierra querida y vivir con mis hermanos incas,
que es lo que más añoro, oh cóndor.

Espérame en
Cusco, en la plaza principal,
para que vayamos a pasearnos a Machu Picchu y Huayna-Picchu.